Hace años, cuando estudié Geografía en la UNED, (la carrera de Historia incluía Geografía e Historia del arte), me llamó la atención la evolución del consumo del agua, de su ciclo y sus usos. Asi mismo, el incremento de la población en el mundo y su paralelo aumento de la producción de residuos en todas las áreas; como curiosidad según un estudio llamado "what´s a waste" del Banco Mundial, en Estados Unidos, una persona media desecha cada mes aproximadamente su peso, y los americanos no están precisamente delgados, esa tendencia, siempre según dicho informe, se duplicará en 2025. Algo parecido leí hace años en un libro titulado "Los residuos urbanos y su problemática" refiriéndose a la relación entre residuos y nivel de desarrollo. En dicho libro hablaba sobre el incremento de residuos por habitante y día desde 1980 hasta 1990, aunque sea algo viejo, los datos ya marcaban un incremento de la tasa de RSU por habitante y día de un 40 por cien en muchos casos, siendo en España Cataluña quien más produjo residuos domésticos por habitante y la que menos Galicia.

Viendo la corrección actual, hay un par de cosas que parecen interesantes, de un lado está el sector bancario USA; los bancos han subido mucho descontando las perspectivas de la regulación prometida por Trump, hace unos días comenzaron a recortar, quizá en vistas de que Trump no sea capaz de cumplir sus promesas. Mientras no se pierda el soporte no deja de ser una corrección más, pero es un punto a vigilar.

Esta semana quería escribir un artículo sobre «hyperloop», pero todavía sigo investigando y no me ha dado tiempo. Lo cierto es que esta mañana, mientras recababa información sobre el tema, he visto en twitter la euforía de ayer, justo cuando el Dow ha superado los 21000, (por cierto, Peter Tuchman sí que tenía la gorra preparada). :)

 

...Y he estado pensando en la gente que se acaba de abrir una cuenta desde noviembre y, sin apenas conocimientos, están ganando dinero, pensando que son los nuevos Buffet; los nuevos Livermore...; solo quería decirles que cuidado, esto no es lo normal. Y sin conocimientos, cuando cambie la tendencia, lo más probable es que pierdan todo lo ganado e incluso sus cuentas.

 

Para entender la crísis del 29 es interesante conocer la situación precedente. La salida de una guerra mundial, la Gran Guerra, que duró hasta el 18, la situación que se vivió por aquél entonces era abrumadora, reflejada en las nuevas vanguardias del arte, especialmente el expresionismo, reflejando la angustia, la soledad, la desazón...

Las principales potencias europeas luchaban por recuperarse tras la guerra de la ingente cantidad de pérdidas humanas y materiale,  mientras que Estados Unidos se encontró con una situación estupenda para tomar una posición dominante como proveedor principal de materias primas, productos industriales y alimentos; y como principal acreedor.

Hacía mediados de los años 20, la recuperación era patente. Algunos la datan en el 22, otros en el 25. En Estados Unidos la bolsa empezó a subir claramente desde el 24. Surgen nuevos sectores industriales como la electricidad, la química, petroquímica, el automóvil, el cine, la radio, la aeronáutica...

 

Se produjo un incremento de la producción y del consumo, especialmente de acero, también de carbón y del petróleo por el auge del automóvil y de la aviación. Aumentó el consumo de la electricidad, la producción de materias primas como el aluminio, etc. En general, del 19 al 29 la produccción mundial se multiplicó por tres.

 

Hoy son las elecciones en USA y eso está causando un gran revuelo y un gran temor ante la posibilidad de que Donald Trump gane las elecciones (lo que tampoco sería una sorpresa si lo pensamos bien dada la ajustada ventaja de Clinton en las encuestas). He leído muchas cosas en las redes sociales sobre lo que ocurriría, que sí el SP 500 caería como mínimo un 10%, que sí es el fin del mundo, que sí esto y lo otro...

Hace tiempo, cuando empecé con esto, sucesos similares me ponían muy nervioso, las bolsas caían, me saltaban los stops, cerraba posiciones antes de hora..., vamos, lo típico que creo que hacemos todos al principio. Y sucesos que parecen que van a abrir las puertas del infierno los tenemos siempre, ¿os acordáis de China y Grecia el año pasado? ¿Os acordáis del Brexit? Por resaltar los ejemplos más cercanos que me vienen a la memoria.

Creo que es bueno recordar que hay veces en que lo mejor que podemos hacer es estar fuera del mercado o, si tomamos una posición, gestionar el riesgo y saber asumir las consecuencias de nuestros actos.

Lo cierto es que, después de leer todo lo que se ha dicho y especulado en internet sobre el tema, poco puedo aportar que no se haya dicho ya, lo único que me gustaría compartir es una historia que a mi me ayuda ante estas situaciones, que cuando pasan suelen ser más bien oportunidades pues el hombre tiende a ser negativo en su pensamiento y el temor lleva a actuaciones extremas y exageradas. La historia que quiero contaros forma parte de la leyenda del anillo de Salomón, dice así:

Una de las cosas que me encantan de este trabajo es que resulta recomendable leer mucho y estar informado; muchos sabéis que, además de analizar gráficos y luchar por ganarme la vida en los mercados, soy historiador y escritor aficionado, por lo que la lectura es un aliciente más que un inconveniente.

Hace un par de meses cayó en mis manos un libro intitulado «¿Por qué en 2017 volveremos a entrar en recesión?» de Juan Ignacio Crespo. Un libro bien escrito, de lectura amena, donde argumenta los motivos por los cuales el autor considera muy probable que entremos en recesión el año próximo; el análisis pormenorizado que realiza me ha parecido excelente y sus argumentos totalmente plausibles y recomiendo tenerlos muy en cuenta.

Siempre me han apasionado las artes marciales y hace tiempo que quería escribir este artículo. Cuando era más joven practiqué varios estilos: Taekwondo, Karate, Wing Chun, Wing Fight, Jeet Kune Do..., hasta que tuve un problema con mi rodilla y hoy en día practico de manera mucho más suave. Como deporte me encanta, pero lo que más me marcó fue su filosofía, la forma de pensar.

Como muchos chiquillos me entró el gusanillo de las artes marciales gracias a las películas de Bruce Lee y, más adelante estudié sus ideas plasmadas  en el «Tao of Jeet Kune Do». Lo que quizás mucha gente no sepa es que Bruce Lee, además de actor y artista marcial, fue filósofo; de hecho estudió Filosofía en la Universidad Estatal de Washington. Gran parte de su filosofía está inspirada en el Taoismo y el Zen, además de Spinoza, Hegel, Khirsnamurti, etc...

Personalmente esa forma de pensar me ha ayudado mucho en los mercados, además de usar un sistema, la actitud, la forma de pensar y sentir es determinante. Un pensamiento que me ha inspirado muchas veces es que el Tao, como el mercado, es incognoscible, lo abarca todo pero es inabarcable. Como la vida misma, no puedes conocer todas las variables, todo lo que lo compone y, no puedes saber a ciencia cierta lo que ocurrirá mañana porque siempre existen variables que se te escapan, aunque sí puedes tener una idea de lo que resultará más probable y actuar en consecuencia. «En el caos busca la simplicidad y en la discordia la armonía».

 

Mínimos S&P 500 por años

Ayer tuve la idea de comprobar cómo se había comportado el S&P 500 durante los años en que enero había sido bajista, como en el actual, para intentar dilucidar dónde podría establecerse un máximo y un mínimo.

Para ello he tomado una muestra desde el año 2000 hasta la actualidad, quizá sea una muestra demasiado pequeña para sacar conclusiones o quizá sea suficiente para que tenga cierta validez, eso el tiempo lo dirá. El caso es que iba buscando un lugar para establecer unos máximos y he encontrado unos mínimos.

Estos son los gráficos del S&P500 en los años en que enero ha sido bajista tomando la muestra desde el 2000.

todo me sale mal en bolsa

El otro día quedé con un par de compañeros de este duro trabajo que es el trading. Estuvimos hablando de muchas cosas, fuimos a comer y, con el café, salió el tema de las malas rachas; cuando todo lo que haces sale al revés y no sabes que hacer para romper ese círculo vicioso, ese bucle que se te antoja eterno...

Suscríbete gratis y no te perderás nada!
© 2018 LaBolsa.pro